Ley 4 de 17 de mayo de 1994.
“Por la cual se establece el Sistema de Intereses Preferenciales al Sector
Agropecuario y se toman otras Medidas”.
(G.O. 22,539 de 19 de mayo de 1994)

La Asamblea Legislativa

DECRETA:

Artículo 1.
Los préstamos locales destinados al sector agropecuario calificado y al sector agroindustrial exportador de productos no tradicionales, tendrán derecho a un descuento en la tasa de interés pactada con el banco o entidad financiera prestamista, los que serán reembolsados aplicándoles las retenciones que efectúen los bancos o entidades por acciones que dispone la Ley.
Para tener derecho a tales descuentos, dichos préstamos se sujetarán a las siguientes condiciones:
1. Monto máximo por ciclo productivo por rubro: doscientos mil balboas (B/.200,000.00), con excepción de los préstamos que se otorguen a grupos asociativos de producción agropecuaria. En aquellas actividades del sector agropecuario calificado, que por su propia naturaleza no puede definirse su ciclo productivo, se entenderá como tal el término de un año.
2. Beneficiarios: personas naturales y jurídicas que tengan la condición de productores agropecuarios.
3. Actividades y fines, las que se indican en el Artículo 6 de la Ley 4 de 1994.
4. Número de operaciones: un sólo préstamo por ciclo productivo por rubro por persona natural o jurídica.
5. Sanción: el incumplimiento de las condiciones aquí fijadas acarreará las sanciones establecidas en el Artículo 7 de la Ley 4 de 1994.
Los préstamos otorgados al Banco de Desarrollo Agropecuario por bancos y entidades financieras, tienen derecho al descuento de interés establecido por este Artículo.
Parágrafo 1. El excedente de cada ejercicio anual del Fondo Especial de Compensación de intereses (FECI) a que se refiere el Artículo 3 de la Ley 4 de 1994, después de constituidas las reservas técnicas necesarias, se destinarán en préstamo al uno por ciento 1 % de interés anual, en la proporción que se indica seguidamente: setenta y cinco por ciento (75%) al Banco de Desarrollo Agropecuario y veinticinco por ciento (25%) a las cooperativas de crédito agropecuario, según los términos y condiciones que estas entidades acuerden con la Comisión Bancaria Nacional.
La utilización de los fondos que reciban el Banco de Desarrollo Agropecuario y las cooperativas de crédito agropecuario con arreglo a este parágrafo, estarán sujetos al cumplimiento de las condiciones a que se refiere el párrafo segundo de este Artículo.
Parágrafo 2: En los casos de bonos agropecuarios emitidos antes de la entrada en vigencia de dicha Ley, se mantendrá el subsidio de que han sido beneficiarios hasta la cancelación del respectivo bono.
Parágrafo: El saldo disponible en el Fondo Especial de Compensación de Intereses (FECI) al 30 de junio de 1996 y, sucesivamente, al 31 de diciembre de cada año, producto de las amortizaciones efectuadas por el Banco de Desarrollo Agropecuario a préstamos concedidos en ejecución del presente Artículo, quedará disponible en préstamos al Banco de Desarrollo Agropecuario, a la tasa del uno por ciento (1%) anual de intereses, bajo los mismos términos y condiciones acordados para el uso del excedente del Fondo Especial de Compensación de Intereses. (1)

Artículo 2.
En las tasas de interés de los préstamos personales y comerciales locales, mayores de cinco mil balboas (B/.5,000.00), concedidos por bancos y entidades financieras a partir de la vigencia de esta Ley, se incluirá y retendrá la suma equivalente al uno por ciento (1 %) anual sobre el mismo monto que sirve de base para el cálculo de los intereses. El cincuenta por ciento (50%) de estas sumas pasarán al Banco de Desarrollo Agropecuario y el restante cincuenta por ciento (50%) se remitirán al Fondo Especial de Compensación de Intereses.
Los préstamos concedidos antes de la vigencia de esta Ley, mantendrán la sobretasa del uno por ciento (1%) hasta la cancelación del préstamo.
Quedan excluidos del cargo de la sobretasa equivalente al uno por ciento (1%) que se señala en este Artículo:
1. Los préstamos concedidos a las cooperativas que otorgan créditos a sus asociados y a los grupos asociativos de producción agropecuaria, reconocidos por la Ley 38 de 1980.
2. Los préstamos interbancarios, los préstamos externos, el financiamiento a través de bonos y valores, y los préstamos concedidos a las entidades financieras reguladas por la Ley 20 de 1986.
3. Los préstamos concedidos a las empresas dedicadas a operar sistemas de tarjetas de créditos, siempre que estos fondos sean destinados a financiamientos directos, que serán objeto, posteriormente, de la aplicación de la retención.
4. Los préstamos garantizados totalmente por depósito de ahorro o a plazo fijo, mantenidos en bancos establecidos en Panamá, y los valores de rescate de las pólizas de vida, hasta la concurrencia de la porción así garantizada.
Parágrafo: El presente Artículo es de orden público; por tanto, tiene efecto retroactivo a partir del 13 de junio de 1995. (2)

Artículo 3.
A través del Fondo Especial de Compensación de Intereses, se asegurará el funcionamiento del beneficio establecido en esta Ley. El FECI contará con el personal-técnico y administrativo necesario para la ejecución eficiente de sus funciones. Los gastos de administración y fiscalización se sufragarán con cargo a sus recursos.

Artículo 4.
Para efectos de la presente Ley, son funciones y facultades de la Comisión Bancaria Nacional, las siguientes:
1. Dictar las medidas para la ejecución de la presente Ley y sus disposiciones reglamentarias.
2. Ordenar la constitución de las reservas técnicas que se requieran, que podrán mantenerse en depósitos a plazo fijo en el Banco Nacional de Panamá.
3. Concertar los préstamos al Banco de Desarrollo Agropecuario y a las Cooperativas de Crédito Agropecuario a que se refiere la presente Ley.
4. Requerir a los bancos, entidades financieras y prestatarios, en la forma y plazo que señale, la información necesaria para verificar la correcta aplicación de las disposiciones legales y reglamentarias.
5. Verificar en los bancos, entidades financieras y prestatarios, el cumplimiento de esta Ley y las disposiciones reglamentarias.
6. Nombrar al personal de administración y fiscalización del FECI, señalar sus funciones y fijar su remuneración. Designar las personas con firma autorizada para manejar la cuenta del FECI.
7. Imponer las sanciones establecidas por la presente Ley. Contra estas sanciones se admitirán los recursos de reconsideración y apelación ante la Comisión Bancaria Nacional, y el recurso contencioso administrativo pertinente.
8. Fijar el monto específico del descuento de la tasa de interés a que se refiere el Artículo 1 de esta Ley.
9. Fijar las tasas máximas de interés y de referencia para la aplicación práctica del descuento y reembolso a que se refiere el Artículo 1 de esta Ley.

Artículo 5.
Los bancos y entidades financieras requerirán, en los casos de préstamos sujetos a la tasa de interés preferencial, una declaración jurada del cliente sobre la utilización que se dará a los fondos facilitados con este beneficio.
La consignación de una información falsa hará acreedor al responsable de las sanciones establecidas en el Artículo 7 de esta Ley.

Artículo 6.
Califican para recibir el descuento en la tasa de interés a que se refiere el Artículo 1 de esta Ley, las siguientes actividades para los fines que se indican seguidamente:
Actividades:
1. Agricultura
2. Ganadería
2.1 Vacuna: de carne y de leche
2.2 Porcina, ovina y caprina
3. Avicultura
4. Acuicultura (3)
5. Silvicultura
6. Apicultura
7. Recolección de sal
Fines:
1. Adquisición de insumos:
1.1 Bienes de capital
1.2 Mano de obra
1.3 Materia prima
1.4 Otros
2. Siembra y labores agrícolas
3. Mejoramiento de instalaciones productivas
4. Compra de animales
5. Adquisición de terrenos destinados estrictamente a las actividades antes señaladas y ordenamiento territorial para el ejercicio de tales actividades.

Artículo 7.
Las infracciones a las disposiciones de la presente Ley, serán sancionadas con multa que oscilará entre mil balboas (B/.1,000.00) y cinco mil balboas (B/.5,000.00), dependiendo de la gravedad de la infracción. El infractor quedará obligado a consignar en el Fondo Especial de Compensación de Intereses, toda suma que hubiere debido retener mas los intereses correspondientes a la tasa del mercado local. La Comisión Bancaria Nacional es la autoridad competente para imponer las sanciones establecidas en el presente Artículo. Las multas recaudadas ingresarán al Fondo Especial de Compensación de Intereses.

Artículo 8.
Para la aplicación del Artículo 2 de la Ley 4 de 17 de mayo de 1994, se considerarán préstamos comerciales y personales locales:
1. Todos los préstamos nuevos concedidos a partir de la vigencia de esta Ley.
2. Todas las prórrogas, arreglos de pago, refinanciamientos o renovaciones de préstamos ya vigentes en el momento en que comienza a regir la ley.
3. El uso parcial por parte del cliente de una línea de crédito a plazo indefinido o definido.
4. Los saldos o promedios diarios de las cuentas corrientes sobregiradas.
5. Los demás casos que especifique la Comisión Bancaria Nacional dentro de las atribuciones que confiere la presente Ley.
Parágrafo. En los casos de préstamos personales y comerciales que a la entrada en vigencia de dicha Ley se encontraban sujetos a la retención, se les mantendrá la tasa original. (4)

Artículo 9.
Se exceptúa de la aplicación del Artículo 8 de esta ley:
Los préstamos personales y comerciales otorgados a personas de la tercera edad, jubilados y pensionados favorecidos por los beneficios establecidos por la Ley 6 de 16 de junio de 1987, modificada por la Ley 18 de 7 de agosto de 1989 y la Ley 15 de 13 de agosto de 1992. En los casos de préstamos plurales concedidos en forma solidaria, la aplicación de la exoneración procederá únicamente si todos los deudores solidarios reúnen la edad o las condiciones exigidas por la Ley 6 de 16 de junio 1987, salvo en los casos de codeudores solidarios, que sean cónyuges entre si, en cuyo caso procederá la exoneración cuando cualquiera de ellos reúna la edad o las condiciones. En los casos de préstamos plurales concedidos en forma mancomunada, la aplicación de la exoneración procederá únicamente respecto a los prestatarios que reúnan la edad o condiciones exigidas por la Ley 6 de 16 de junio de 1987 en proporción a la cuotaparte que corresponde al prestatario beneficiado y en favor de dicho prestatario.
También se exceptúan de la aplicación del Artículo 8 de esta Ley, los préstamos personales y comerciales otorgados a microempresas, sean éstas de personería natural o jurídica, siempre que comprueben estar inscritas en el registro empresarial a cargo de la Autoridad, mediante certificación expedida por ésta. (5)
Los fondos otorgados en calidad de préstamos, de conformidad con lo dispuesto en el párrafo anterior, deberán ser invertidos íntegramente en el giro normal del negocio. (5)

Artículo 10.
Para los efectos de la presente Ley y sus disposiciones reglamentarias, se entenderá por:
1. Bancos: Las entidades con licencia bancaria expedida por la Comisión Bancaria Nacional.
2. Entidades financieras: Persona natural o jurídica que habitualmente opere sistemas de concesión de crédito en dinero que originen intereses, incluyendo expresamente las cooperativas de crédito agropecuario y al Banco de Desarrollo Agropecuario.
3. Préstamo: Toda extensión de facilidades crediticias a cualquier persona natural o jurídica.
4. Préstamos personales y préstamos comerciales: Los destinados a sectores distintos del agropecuario, industria, pesca artesanal, vivienda, entidades sin fines de lucro y sector público.
5. Tasa de referencia del mercado local (TRML): La tasa que resulta de adicionar un margen a la tasa libor a seis (6) meses, que será fijado semestralmente por la Comisión Bancaria Nacional.
6. Tasa de interés preferencial (TIP): La tasa que resulta de aplicar a la tasa de referencia del mercado local (TRML) el descuento fijado según la presente Ley.

Artículo 11.
El Órgano Ejecutivo, por conducto del Ministerio de Planificación y Política Económica, previa consulta al Ministerio de Desarrollo Agropecuario, reglamentará la presente Ley, especialmente, las condiciones bajo las cuales los préstamos serán objeto de la retención o del descuento de la tasa de interés, teniendo en cuenta las condiciones del mercado de dinero y las necesidades de los sectores afectados, así como el monto y el plazo del préstamo, la actividad, el fin y la región de destino.

Artículo 12.
La presente Ley subroga la Ley 20 de 9 de julio de 1980 reformada por la Ley 28 de 15 de diciembre de 1983, reformada por la Ley 36 de 8 de noviembre de 1984; modificada por la Ley 23 de 30 de julio de 1991; los Artículos 1, 2 y 7 del Decreto Ejecutivo 18 de 2 de julio de 1993; y deroga cualquier disposición que le sea contraria.

Artículo 13.
Esta Ley empezará a regir a partir de su promulgación.
COMUNÍQUESE Y PUBLÍQUESE
Dada en la ciudad de Panamá, a los 6 días del mes de abril de mil novecientos noventa y cuatro.


|
(1) Artículo modificado por el Artículo 19 de la Ley 28 de 20 de junio de 1995 publicado en la Gaceta Oficial 22,810 de 22 de junio de 1995. El Parágrafo final fue adicionado por el Artículo 1 de la Ley 64 de 20 de diciembre de 1996, publicada en la Gaceta Oficial 23,190 de 24 de diciembre de 1996.
(2) Artículo modificado por el Artículo 116 de la Ley 56 de 27 diciembre de 1995 publicada en la Gaceta Oficial 22,939 de 28 de diciembre de 1995.
(3) Numeral modificado por el Artículo 23 de la Ley 58 de 28 de diciembre de 1995 publicada en la Gaceta Oficial 22,940 de 29 de diciembre de 1995.
(4) Artículo modificado por el Artículo 32 de la Ley 25 de 26 de agosto de 1994, publicada en la Gaceta Oficial 22,611 de 30 de agosto de 1994.
(5) Párrafo adicionado por el Artículo 29 de la Ley 33 de 25 de julio de 2000 publicada en la Gaceta Oficial 24,106 de 28 de julio de 2000.